Disitertide (P144), molécula desarrollada por ISDIN y DIGNA Biotech, mejora la percepción subjetiva de la piel apreciada por el paciente con esclerosis sistémica frente a placebo

  • Un 42% de los pacientes participantes en la prueba de concepto en dobleciego reconocieron una mejoría subjetiva de la zona tratada con la crema de Disitertide frente a un 18% de los pacientes que percibieron mejoría en la zona tratada con placebo al cabo de tres meses de tratamiento. Esta diferencia fue estadísticamente significativa (p<0,034).
  • ISDIN y DIGNA Biotech han decidido continuar el desarrollo de Disitertide para el tratamiento de la esclerosis sistémica.

Madrid, 24 de Marzo de 2010. Las compañías DIGNA Biotech e ISDIN han anunciado hoy que los resultados obtenidos en la prueba de concepto de Disitertide en el tratamiento tópico de la fibrosis cutánea en pacientes con esclerosis sistémica les anima a continuar con el desarrollo de este proyecto para el tratamiento de la esclerosis sistémica. En este ensayo clínico han participado 17 hospitales europeos de España, Alemania, Reino Unido, Polonia, Hungría, e Italia que reclutaron un total de 56 pacientes con fibrosis cutánea. Disitertide ha mostrado en este estudio de fase II, aleatorizado, doble-ciego, controlado intra-individualmente con placebo, una mejoría subjetiva y estadísticamente significativa (p<0,034) de la zona tratada, frente a placebo. Así, al cabo de tres meses de tratamiento, el 42% de los pacientes reconocieron una mejoría en el brazo tratado con Disitertide, frente al 18% de los pacientes que percibieron mejoría en el brazo tratado con placebo. Cabe destacar el excelente perfil de seguridad que ha demostrado la crema con Disitertide, ya que no se ha registrado ningún efecto adverso grave relacionado con el tratamiento.

Como se recordará, DIGNA Biotech ya había obtenido la designación de ‘medicamento huérfano’ del producto en Europa y EEUU para el tratamiento de la esclerosis sistémica.

Sobre este tema, el Dr. Pablo Ortiz, Director General de DIGNA Biotech, comentó “Por primera vez, un inhibidor del TGF-β1 administrado por vía tópica, como el Disitertide, ha mostrado una señal de mejoría subjetiva en pacientes con esclerosis sistémica. Este hecho es de especial relevancia porque podemos tener entre manos el primer representante de una nueva clase terapéutica”. Por su parte, Juan Naya Director General de ISDIN añadió “Estos resultados nos animan a seguir invirtiendo en este proyecto para avanzar hacia el mercado y poder ofrecer en su día una mejora sustancial en la calidad de vida de los pacientes con esclerosis sistémica”.

 

Fuente: HealthCo, SL